domingo, 11 de noviembre de 2012

¡Reality Show!

Los Reality Shows son programas de televisión en los cuales los protagonistas no son actores, sino personas de la vida real.

Estos programas tienen un gran éxito porque los participantes utilizan un lenguaje vulgar y "actúan" de manera improvisada., lo que hace que el espectador se sienta más cercano a ellos, identificándose en muchas ocasiones.

Hay diferentes tipos de realitys (supervivencia, encierro, academia artística, cambio de imagen, show rústico, etc.) en los cuales el principal objetivo para conseguir audiencia es el morbo, haciendo sufrir a los participantes y poniéndoles a prueba.

Los programas de este estilo no educan a la sociedad, no informan y no dan un buen ejemplo de espectáculo, ya sea real o ficticio. Por el contrario, lo único que hacen es enganchar a los telespectadores, hasta el punto que creen que su propia vida es un espectáculo. Los realitys shows no tienen ningún tipo de valor moral, embruteciendo la actitud de quién los ve y los aceptan como una distracción. Los televidentes pueden criticar los actos de los concursantes sin tener que darle a ningún botón.

Hay que mentalizar a las personas para que no malgasten su tiempo en estas cosas, pudiendo salir a la calle para hacer ejercicio, leer, dedicar más tiempo a los suyos o simplemente cambiando de canal, porque se puede disfrutar de una forma más "sana". Cambie su forma de ver las cosas y cambiará la de las generaciones futuras.

                                                  Maite Díaz.

                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada